Es la infusión más popular entre los argentinos y nadie la pudo acusar de un brote infeccioso; no obstante, los especialistas dan algunos consejos de higiene para después de cada mateada

 El mate tal vez sea el compañero más fiel de los argentinos. Y es, por sobre todo, un certificado de confianza. En estas tierras donde se desconfía de todo, nadie duda en compartir una bombilla. Pero este hábito tan natural entre nosotros despierta las alarmas de cualquier extraño.

¿Se transmiten gérmenes? ¿De qué manera hay que limpiar el mate? ¿Cómo hay que lavar la bombilla? ¿Qué ocurre cuando se forman hongos en el interior del recipiente? Nadie quiere hacerse estas preguntas, sobre todo cuando recibe un mate de un desconocido. Está claro que la infusión no desató ninguna epidemia, pero tal vez sea hora de averiguar las respuestas.

Leer más