La enseñanza de lo simple

La enseñanza de lo simple

Hace cuatro años atrás la mamá de mi mejor amiga me regaló una planta enredadera de flores rosas. Por primera vez que vivía sola y no podía faltar una planta en mi balcón. Siempre había querido tener plantas, pero por cuestiones que ahora no vienen al caso, no lo había hecho en el viejo departamento donde había vivido. Era el año 2015 y recién mudada a Villa Urquiza, los padres de mi amiga me acompañaron a comprar algunas cosas que me faltaban para la casa y entre todas, apareció la enredadera de flores rosas como un obsequio. Mi primera planta y de las que más me iban a terminar enseñando. Se fue una primavera y un verano y la planta todavía daba sus flores. En el medio pasaron muchas cosas. Mudanzas, desamores, despedidas, risas y lágrimas. Personas que se fueron y otras que llegaron. Barrios nuevos. De Villa Urquiza a Flores, de Flores a Caballito y de Caballito, a San Isidro. Y así se fueron los 25, los 26, los 27 y llegaron los 28.

Leer más

“Levanté los huesos de mis padres y los traje en el auto”

“Levanté los huesos de mis padres y los traje en el auto”

No sé en qué momento escuché la palabra “huesos”. Sé, en cambio, que  la frase que siguió me sorprendió. “Levanté los huesos de mis padres y los traje acá en el auto”, dijo, señalando el asiento derecho, en un estado de serenidad y la mirada puesta en el espejo retrovisor. Los ojos café oscuros, el pelo gris, la voz suave. Lo dijo calmo, sin inmutarse en absoluto. Como si juntar los huesos de los muertos fuese algo de todos los días, como si se tratara de algo natural. En ese momento hilvané de nuevo la frase. La palabra “huesos” y después el resto de la oración.

Leer más

Fuimos periodistas

Fuimos periodistas

Por Jorge Fernández Díaz

Emlio Petcoff era, a un mismo tiempo, periodista y erudito. En una profesión donde todos somos expertos en generalidades y formamos un vasto océano de diez centímetros de profundidad, Emilio resultaba exótico y admirable. No se lo recuerda mucho, pero fue uno de los grandes periodistas argentinos de todos los tiempos. Ya de vuelta de casi todo, escribió en Clarín crónicas policiales del día. Salía por las tardes, merodeaba comisarías, gangsters, buchones y prostitutas, y luego tecleaba en su Olivetti historias oscuras que destellaban genio. Una de esas crónicas perdidas (cito de memoria) comenzaba más o menos así: “Juan Gómez vino a romper ayer el viejo axioma según el cual un hombre no puede estar en dos lugares al mismo tiempo. Su cabeza apareció en la vereda y su cuerpo en la vereda de enfrente”.

Leer más

Mi primer viaje en avión

Mi primer viaje en avión

Por Florencia Gagliardi | @mfgagliardi

Despegamos 6.55. Es un día del sol, un día lindo, un día ideal para viajar por primera vez en avión. Sí, es mi primera vez. No sé cuántas veces soñé con este momento. Y ahora estoy acá, en uno de esos aparatos que están diseñados perfectamente para viajar en el aire. Tengo los oídos tapados y más miedo del que alguna vez pensé que iba a tener. Cerré los ojos en el despegue porque estaba aterrorizada. Acá parece que soy la única primeriza. Me gustaría tener a alguien con quien hablar, pero no, estoy sola. Leer más

Juan Cabandié: “Éramos como un botín de guerra”

Juan Cabandié: “Éramos como un botín de guerra”

Es un viernes caluroso de octubre. Las calles céntricas atardecen transitadas por un sinfín de personas que en un instante fugaz desaparecen. A pocas cuadras se encuentra la Plaza de Mayo, principal puntapié de la vida histórica y política del país. A 35 años de un pasado no tan lejano están los que todavía esperan ser encontrados. Se trata de una generación entera de niños y bebés despojados de aquello que les era propio y otros ignoraron por completo: su identidad.

Juan Cabandié, el nieto recuperado Nº 77 , fue uno de ellos hasta que en el año 2004, a raíz de varias sospechas, se acercó a Abuelas de Plaza de Mayo para averiguar aquello que tanto ansiaba saber: ¿era o no hijo de desaparecidos?

Leer más

Por el estilo, de Caparrós

Por el estilo, de Caparrós

Me encanta este artículo de Martín Caparrós, publicado en el blog Pamplinas, del diario El País. Ningún periodista debería dejar de leerlo. Si bien cada uno tiene sus propias reglas a la hora de sentarse a escribir, de vez en cuando y sobre todo cuando se trabaja en equipo, vale la pena tener ciertos criterios unificados. En definitiva, como dice Caparrós, de nada sirve un texto periodístico si no está bien contado. Leer más

La música de las palabras

La música de las palabras

Por Haruki Murakami

Nunca tuve ninguna intención de convertirme en un novelista, al menos no hasta que cumplí 29. Esto es absolutamente cierto.

Leí mucho desde chico, y siempre me metí tanto en los mundos de las novelas que estaba leyendo que mentiría si dijera que nunca tuve ganas de escribir nada. Pero jamás creí que tuviera talento para escribir ficción. Leer más