Existen sólo seis países del mundo donde el aborto terapéutico, que interrumpe el embarazo por razones médicas, está prohibido. Uno de ellos es Chile. A fines de enero , la presidente Michelle Bachelet envió al Congreso una reforma que apunta a dar un vuelco en la legislación actual en tres casos: violación,malformación fetal y riesgo de vida para la madre. Ocurrió después de que en diciembre de 2014, la ministra de Salud Helia Molina dijera en una entrevista con un medio local que existía una especie de “doble estándar”, debido a que en muchas clínicas privadas familias de clase alta habían hecho abortar a sus hijas. Luego de ello, tras la polémica que alcanzaron sus dichos, la funcionaria debió renunciar a su cargo. Días después, sostuvo: “No me arrepiento de nada de lo que digo”.

Foto: Emilia Duclos | Última marcha pro aborto en Chile, el 7 de marzo.

Leer más